Este jueves el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) notificó a Puerto San Antonio el informe que fija condiciones del proceso de licitación del Terminal Mar, en el marco del proyecto Puerto Exterior.

 

La resolución unánime de los cinco ministros del tribunal establece las reglas de competencia que la portuaria estatal deberá observar para llevar a efecto la licitación pública de la concesión portuaria del Terminal Mar, una de las etapas iniciales de Puerto Exterior. 

 

Entre las condiciones relevantes destacan el mecanismo de adjudicación de la licitación y los resguardos estructurales para el futuro concesionario, estableciendo un límite en la integración vertical del 60% para los usuarios relevantes y una prohibición absoluta de la integración horizontal.

 

Luis Knaak, gerente general de Puerto San Antonio, se refirió a este gran paso en el camino de la concreción de Puerto Exterior, señalando que “este proyecto es el futuro portuario de San Antonio y nuestro país. Se trata de un hito relevante para el avance programado, fijando reglas y condiciones claras que permiten la participación de los futuros participantes de la licitación que se convocará en la oportunidad correspondiente”.

 

El proyecto Puerto Exterior es un mandato del Estado de Chile que tendrá la capacidad para recibir naves de 400 metros de eslora y una transferencia de carga adicional de 6 millones de TEU al año (una vez que ambos terminales estén en plena operación), potenciando la cadena logística de San Antonio y el país. En ese sentido, se espera que tras la construcción del Terminal Mar se inicien las operaciones de recepción de naves y carga durante los primeros años de la próxima década.