Luego de 6 años de tramitación y de forma unánime se aprobó en el Senado la idea de legislar sobre el proyecto que busca rebajar la dieta parlamentaria.  Tras este paso, la iniciativa vuelve a la Comisión de Constitución para ser discutido en particular. Hasta el 20 de abril hay plazo para ingresar indicaciones.

Al respecto, el senador de Revolución Democrática, Juan Ignacio Latorre, quiso referirse “ Valoro que el Senado haya aprobado la idea de legislar sobre la reducción de la dieta parlamentaria, ahora tiene que ir a la comisión de Constitución para la discusión en particular y ahí espero que el ejecutivo se involucre, le haga indicaciones, patrocine este proyecto de ley, para tocar solo las altas autoridades políticas del estado, partiendo por el Presidente de la república, los ministros, los subsecretarios, los intendentes, los futuros gobernadores regionales, los alcaldes y los parlamentarios.  Hagamos un esfuerzo de solidaridad, de austeridad compartida, en este contexto de crisis. Bajemos nuestras dietas, hagamos una señal en un país tan desigual, donde los salarios son tan bajos, donde la gente está con temor a perder su empleo y a bajar sus ingresos, bajemos nuestras dietas y demos una señal de solidaridad con la ciudadanía”.

El proyecto de ley que permite el uso del seguro de cesantía en circunstancias excepcionales fue uno de los proyectos que también fue visto y aprobado en el Senado.  Tema de relevancia para nuestro país,  más aún en contexto de pandemia, donde uno de los principales temores de la población es a perder su empleo.

Al respecto, Latorre declaró  “Voté a favor del proyecto de protección del empleo que echa a mano al seguro de cesantía y el fondo solidario para paliar la crisis. Sin embargo, van a quedar más de 3 millones y medio de personas, parte de la economía informal, de los trabajadores independientes, a honorarios, que no están cubiertos por este proyecto. Hago un llamado al Ejecutivo a que presente un proyecto en el corto plazo, de renta básica, de emergencia o en los meses de crisis, para que los hogares que no van a estar protegidos por este proyecto de ley puedan recibir algún ingreso básico de subsistencia, un ingreso básico que los proteja de la pobreza. Que esta crisis no la paguen los mismos de siempre, no la paguen los trabajadores, no se profundicen las desigualdades”.

Para que se convierta en ley, este proyecto ahora debe ser ratificado por la Cámara de Diputados.