El paseo Borde Costero Norte es una iniciativa de Puerto San Antonio que se coordinó con las autoridades municipales y que destina 1.300 metros para nuevas áreas verdes y espacios de recreación que estarán disponibles para la comunidad a comienzos del próximo año.

 

Una serie de acciones en beneficio de la comunidad local ha ejecutado Puerto San Antonio en el marco de la estrecha relación que ha cultivado con el municipio y sus representantes.

El inicio de este trabajo conjunto comenzó hace unos 10 años cuando se iniciaron las conversaciones entre ejecutivos de la empresa portuaria y el municipio para buscar la aprobación de los cambios al Plano Regulador y permitir la expansión sur del puerto, lo que se logró finalmente el 14 de mayo de 2014 con la aprobación de esta norma por parte del Concejo Municipal.

Para llegar a esas instancias, desde hace algunos años funciona una Mesa Técnica en la que interactúan los equipos técnicos de Puerto San Antonio y la Municipalidad de San Antonio (DOM, Dirección de Tránsito, SERPLAC, DIMAO, y otros departamentos), que tratan diferentes materias para avanzar en las áreas técnicas relacionadas con la actividad portuaria. Esta Mesa Técnica se reúne periódicamente y solo en 2020 sesionó nueve veces, además de los grupos de trabajo específicos que se gestaron para abordar ciertas áreas como lo son la pesca artesanal, el tránsito y los neumáticos fuera de uso”.

“Se trata de un diálogo de carácter técnico sobre los proyectos que estamos desarrollando y para los cuales siempre hemos tomado la opinión del municipio y del alcalde Omar Vera y su equipo de profesionales”, afirmó Héctor Marchant, jefe de Sustentabilidad de Puerto San Antonio.

“En ese contexto, en enero de 2020 Puerto San Antonio presentó la propuesta para que la laguna de compensación por las lagunas de Llolleo se construya en una parte de los terrenos del Parque DyR, iniciativa que formalmente se presentó en la Mesa Técnica. A dicha laguna se agrega la construcción y habilitación de nuevas áreas verdes y espacios de recreación que hoy existen, pero que nuestra propuesta es que se construyan con un alto estándar normativo para que los clubes deportivos puedan acceder a competencias en igualdad de condiciones con cualquier club del país y que estarán a disposición de la comunidad a través de los clubes de cada disciplina deportiva”, destacó Marchant.

Para una ciudad como San Antonio, este tipo de iniciativas son esenciales considerando que en la zona hay una muy baja cantidad de áreas verdes en función de la cantidad de habitantes, según los reportes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

BORDE COSTERO

Una de las obras que comprometió Puerto San Antonio para beneficiar a la comunidad local en el marco de esta alianza con el municipio es la construcción proyecto Borde Costero Norte, iniciativa que hoy ya toma forma y que, según el cronograma de obras, debería estar finalizada en el primer trimestre de 2022.

En concreto serán 1.300 metros, equivalentes a 13 cuadras, de nuevas áreas verdes, miradores y lugares de esparcimiento que estarán disponibles para la comunidad en el sector ubicado entre el sector de Panul y Camanchaca. Allí destacan el sendero peatonal, la franja deportiva para ciclistas y corredores, además de un anfiteatro, una fuente de agua, miradores y estacionamientos. Esta inversión que hará Puerto San Antonio es de más de 2.300 millones de pesos.

Para el presidente de la Junta de Vecinos Número 1 de Pelancura, Jorge Cerón, este proyecto viene a concretar una promesa anhelada por San Antonio y su gente. “En mi opinión, como dirigente vecinal y habitante de la localidad de Pelancura, la construcción del Borde Costero Norte será de alto impacto porque el beneficiado será el vecino del sector. Mucha gente tiene que salir a trotar por el borde de la carretera, cosa que es bastante peligrosa, y por eso se hace necesario un espacio que incluyera máquinas de ejercicios además de espacios para trotar. Es maravilloso también que se considere en el proyecto áreas verdes, porque se verá beneficiada la comunidad con este compromiso hecho por la empresa portuaria”, aseveró.

“Nuestra relación con el municipio de San Antonio y sus autoridades es desde siempre de una total colaboración y eso nos permite avanzar en distintas iniciativas que generan aportes a la comunidad local. Por eso, en plena pandemia apoyamos a los consultorios con sanitizaciones y elementos de protección para los funcionarios de la salud y lo mismo hicimos en el hospital.  En enero pasado junto al alcalde Omar Vera dimos por iniciada la construcción del Borde Costero, un proyecto que le empezará a cambiar la cara a San Antonio en ese punto de la comuna y en paralelo nuestros equipos están trabajando con los pescadores de la caleta Pacheco Altamirano para dar forma a una propuesta de mejoramiento del sector que acordamos en 2020. A todo eso se suma el trabajo directo que el puerto les da a 8 mil trabajadores de las diversas áreas del sistema portuario logístico, lo que representa igual número de familias cuyos ingresos dependen de nuestra actividad”, destacó Héctor Marchant.

A la implementación de medidas de seguridad y prevención del covid-19 para los trabajadores portuarios en los terminales, en 10 meses se concretaron 37 sanitizaciones en el Hospital Claudio Vicuña y se entregaron elementos de protección personal a los trabajadores de la salud de las postas rurales y consultorios de la comuna.

La presidenta de la Asociación de Funcionarios Técnicos en Enfermería del Hospital Claudio Vicuña (Afutens), Mónica Valdés, señaló que los aportes del Puerto permitieron mantener la atención de pacientes en momentos en que el sistema de salud se vio altamente estresado. “La sanitización del Hospital Claudio Vicuña y el apoyo en la entrega de elementos de protección para nuestro personal fueron de tremenda ayuda al momento de entregar condiciones seguras de trabajo pensando en seguir atendiendo a los vecinos de la comuna”, dijo la dirigenta.

En esta misma línea, durante varios meses Puerto San Antonio lideró las gestiones que finalmente permitieron habilitar en San Antonio el primer laboratorio para la toma de exámenes PCR Covid-19, facilitando los diagnósticos médicos y ayudando en la gestión de la pandemia.