Con la entrega de 1.000 kits de alimentos con arroz, aceite y fideos culminó la primera etapa de distribución de ayuda social que el Obispado San José de Melipilla ha realizado para ayudar a quienes más lo necesitan durante estos días de pandemia.

A través de las 31 parroquias que componen la diócesis y gracias a la gestión de Cáritas Diocesana, se suma la entrega de 1.200 cajas de mercadería para familias que durante estos días están pasando graves complicaciones económicas y que también considera a personas mayores y enfermos.

Durante estos días complejos a nivel mundial, la diócesis de Melipilla ha desplegado distintos equipos de trabajo para estar presente con los vecinos, acompañar, escuchar y entregar aportes que favorezcan el pasar de mejor manera la pandemia.

Ayuda obispado03 1

En ese sentido, Cristián Contreras Villarroel, obispo de la Diócesis que comprende los decanatos Rural, Talagante, Melipilla y San Antonio, cuenta que la Iglesia no ha dejado de Evangelizar ni acompañar a los que más sufren.

 

Gracias al aporte de vecinos que han canalizado ayudas a través de sus parroquias, se continúa el trabajo social que se ha adaptado a esta nueva realidad de confinamiento y crisis económica que vive el país.

Ayuda obispado04 1

La ayuda concreta ha podido materializarse en diversas acciones que los párrocos han liderado con sus comunidades para seguir presentes como Iglesia, en contacto directo con quienes más lo necesitan, tal como lo da a conocer el sacerdote Vicente Véliz, párroco de San Antonio y decano de dicha jurisdicción.

 

Durante estos días se mantienen operativos 6 comedores fraternos que, diariamente, distribuyen más de 400 raciones de alimentos, los hogares que administra el obispado y donde viven 95 adultos mayores, los servicios de atención a migrantes, los 2 jardines infantiles con acompañamiento virtual y los 6 colegios diocesanos que también han coordinado ayudas directas a sus comunidades educativas.

Ayuda obispado01 1

 

Alejandro Murillo, administrador del obispado, cuenta que iniciada la pandemia el presupuesto de la institución se ajustó para favorecer las ayudas directas a los más necesitados.

La Administración diocesana ha destinado todos sus esfuerzos para preparar proyectos y postular a fondos privados y estatales que permitan financiar todas estas iniciativas y en los próximos días se coordinarán nuevas entregas de ayuda con harina, legumbres y otros alimentos que Cáritas diocesana ya está adquiriendo para distribuir gratuitamente a los más necesitados.

Ayuda obispado02 1