La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende Bussi, destacó que este era un primer paso para un trato diferentes con los pueblos originarios, y lamentó que la derecha no aceptará el cupo para la población afro-descendiente, y tampoco la auto-identificación.

La Senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende Bussi, valoró la aprobación de los 17 escaños reservados para los Pueblos Originarios, considerando el cupo para las y los habitantes de Rapa Nui, por el cual abogó para su aprobación.

La parlamentaria socialista dijo que “habría sido inimaginable que la Convención Constitucional no hubiera contemplado escaños para los Pueblos Originarios. Como oposición habíamos planteado tener 24 escaños supranumerarios, para una mejor representación, pero lamentablemente eso fue desestimado por los parlamentarios de la derecha, quienes solo aceptaron la opción de los 17 cupos, entre el total de los 155 constituyentes”.

Isabel Allende recordó que fue el Presidente Salvador Allende, quien el año 1972 planteó que “era necesario asegurar a los grupos étnicos autóctonos el derecho a desarrollar su personalidad cultural y el cultivo de su lengua materna, y reconocer a la Isla de Pascua el derecho a tener un representante en el Congreso”.

En ese sentido, la Senadora Allende se manifestó satisfecha porque “Rapa Nui podrá contar con un o una representante para participar en la elaboración de una nueva Constitución para Chile, tal como lo fue solicitado por los habitantes de la Isla, y así relevar la visión, los intereses y anhelos de nuestro histórico pueblo insular”.

Isabel Allende lamentó que la derecha no hubiera aceptado disponer de un escaño para la población afro-descendiente, indicando que “ellos llevan más de 300 años en el territorio, y creo que correspondía haber dispuesto de ese escaño, pero los parlamentarios de Chile Vamos no estuvieron de acuerdo. De igual forma, el oficialismo no aceptó la auto-identificación en el momento de ir a votar, sino que ésta debe efectuarse previamente y hacerlo a través de SERVEL, mediante declaración jurada”.

Por otra parte, la parlamentaria valoró que “el 5% del total de los escaños de esta Convención Constitucional debe estar integrado por personas discapacitadas y ello representa un gran avance para la consideración con este importante grupo de personas de nuestro país”.

Finalmente, la Senadora por la Región de Valparaíso, indicó que “este es un primer paso para un trato diferente con los pueblos originarios, que nos permitirá abrir el camino para su reconocimiento constitucional, su autonomía y cultura, como los escaños reservados en el Parlamento, entre otros temas”.