Puerto San Antonio mantiene desde ayer, el monitoreo correspondiente en la planta astilladora Comaco, donde se registraron emanaciones de vapor y que significó que equipos de la Gobernación Provincial y bomberos de San Antonio se movilizaran.

Se trató de un problema originado por la combustión originada en un sector del acopio de astillas de madera y que actualmente se encuentra bajo control. Sin embargo, desde la empresa portuaria aseguraron que seguirán monitoreando los procedimientos adoptados para mantener aislada la pila de astilladas afectada, dejando permanentemente el material en estado húmedo para posteriormente retirarlo con maquinaria pesada a una nueva zona de acopio.

“Si bien es cierto estamos investigando las causas de la situación ocurrida ayer, lo importante es que los habitantes de Llolleo pueden estar tranquilos, ya que se nos ha informado que aclaramos que se trata de humo y vapor de agua en concentraciones que no son perjudiciales para las personas”, dijo el jefe de Seguridad, Salud Ocupacional y Medio Ambiente de Puerto San Antonio, Roberto Henry.

Entre las máquinas que hay en terreno para dispersar el material, se encuentran cuatro cargadores frontales, una retroexcavadora y varios camiones aljibes, que estarán en el sitio durante los próximos días. El trabajo también es complementado con la presencia y equipamiento de Bomberos de San Antonio.

Henry agregó que “se le están solicitando todos los antecedentes a COMACO para determinar causas y eventuales responsabilidades en lo ocurrido”.

Share This