La Servicio Nacional de Aduanas de San Antonio en conjunto con la Subdirección de Fiscalización de la Dirección Nacional de Aduanas, organizó y participó de una capacitación en el Museo de Ciencias Naturales e Histórico de la ciudad (MUSA), con el fin de que los funcionarios de esta importante entidad fiscalizadora amplíen sus conocimientos para el reconocimiento, registro y resguardo de bienes patrimoniales, evitando y deteniendo el tráfico ilícito de los mismos.

Durante la actividad, el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural y el Consejo de Monumentos Nacionales, explicaron a los asistentes los tipos de elementos a los que se debe poner especial cuidado, entre algunos, los fósiles paleontológicos, objetos arqueológicos y otros que tengan valor histórico o artístico que se consideren en la Ley de Monumentos Nacionales N° 17.288.

La administradora de Aduanas San Antonio, Silvia Mack Rideau, acotó que los bienes culturales constituyen “una historia importante para el país. Nosotros como Aduanas de Chile, somos parte de la mesa que lucha contra el tráfico ilícito de bienes patrimoniales y culturales, por lo tanto, este tipo de instancias, además de ser de aprendizaje para el cumplimiento de nuestro rol de protección de las fronteras, constituye una instancia educativa para la comunidad”.

A este Seminario, también asistieron el director del museo, José Luis Brito; representantes de la Armada de Chile; Ejército y Brigada de Delitos contra el Medioambiente y el Patrimonio (Bidema) de la PDI.

Respecto a esta última entidad, un punto comentado en la capacitación fue la prevención del tráfico ilícito de objetos, que puede ser apoyada por medio de denuncias en la misma Bidema.

Lina Nagel, coordinadora de la Mesa de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Bienes Patrimoniales, explicó que “para nosotros es importante no ser centralista y sacar de Santiago estas capacitaciones, también es importante la cantidad de funcionarios que vinieron, entre algunos la policía marítima”.

Además, comentó que “en esta capacitación se enseña sobre la legislación nacional e internacional, hay una parte de arqueología subacuática, pensando en San Antonio, y otro punto que se explica es la forma de registrar un objeto de manera correcta. Estas capacitaciones se realizan dos o tres veces al año. Un factor de relevancia es que la misma comunidad sepa sobre su patrimonio y cuiden de él”.

Respecto al rol comunitario, el gerente de Asuntos Públicos de Puerto San Antonio, Carlos Mondaca, sostuvo que “es importante en su rol de fiscalizador que Aduanas pueda ampliar sus conocimientos, los que agregan valor a la importante labor que realizan en nuestros terminales y a su vez que este aprendizaje sea transmitido a la comunidad”.

Share This