Este jueves 30 de mayo de 2019, las arqueólogas Fernanda Falabella y María Teresa Planella, hicieron entrega a José Luis Brito Montero Director del Museo de de Historia Natural e Histórico de San Antonio , de material arqueológico proveniente de San Antonio de los rescates realizados en abril de 2007 ante el haber logrado ubicarse el sitio arqueológico de Aureliano Oyarzun de 1908 y denominado sitio Llolleo, el que gracias a las investigaciones del Director del MUSA , fue posible encontrarlo nuevamente y se dio aviso a las arqueólogas Falabella y Planella que habían estudiado ampliamente a la gente del Complejo cultural Llolleo y fue posible en forma conjunta durante el mes de abril de 2007, rescatar un esqueleto humano y abundante material cerámico y otros , los que fueron rescatados por un equipo de estudiantes de Arqueología y personal del MUSA dirigidos por ambas arqueólogas y con el apoyo logístico del MUSA y una vez traslados fueron estudiados en Santiago y consistente en el individuo humano rescatado, la cerámica, material lírico, material zoo arqueológico y otros y se entregó también los cacharros cerámicos encontrados también por el Director del MUSA en la cancha Deportiva Torino en Llolleo en 2009 y que fueron rescatados conjuntamente entre personal del Consejo de Monumentos Nacionales y del Museo de Historia Natural e Histórico de San Antonio también . Ahora estos materiales han retornado a San Antonio y han sido depositados en la colección bioantripologica y arqueológica del Museo. En conversaciones con las arqueólogas Fernanda Falabella, María Teresa Planella y José Luis Brito, se cree que toda la extensión de la ladera sur de la quebrada El Sauce y pegada a la línea férrea y calle Aromos entre frente a la Ex disco Show y cancha Torino corresponde probablemente a un mismo sitio arqueológico y que fue encontrado por primera vez en 1908 cuando se construía la línea férrea para llegar al puerto y estudiada entonces por Aureliano Oyarzun quien publicó en 1910 sus trabajos y que se denominó Sitio Llolleo, transformándose en el primer sitio del Complejo Cultural Llolleo del Periodo Alfarero Temprano encontrado y estudiado para estos antiguos nativos y de donde se extrajo el nombre para denominarlos y estudiarlos “ Complejo Cultural Llolleo”, y cuya localización del sitio se había extraviado en el tiempo hasta que es relocalizafo por José Luis Brito, informado a las arqueólogas Fernanda Falabella y Marua Teresa quienes pudieron rescatar y estudiar parte de los restos encontrados y que permanecen en el MUSA en San Antonio.

Share This