La Senadora Isabel Allende valoró el nuevo protocolo de objeción de conciencia que presentó el gobierno e indicó que“El nuevo reglamento ratifica que el Gobierno de Bachelet tenía razón y que las instituciones de salud que reciben fondos públicos, no pueden negarse a atender a una mujer que requiere la interrupción del embarazo”.

 

La Senadora por Valparaíso recordó: “El gobierno en marzo presentó un protocolo que discriminaba a las mujeres, colocándole trabas para el acceso a las prestaciones de salud, lo cual era injusto y torcía el espíritu de la nueva ley, como lo decretó Contraloría en su oportunidad,gracias a los diversos requerimientos presentados por la oposición y, en particular, el que ingresamos como Bancada Socialista”.

 

La parlamentaria socialista manifestó su preocupación respecto a una eventual impugnación ante el Tribunal Constitucional: “Hemos sabido que parlamentarios del oficialismo estudian impugnar ante el TC el nuevo reglamento. Esta sería una pésima señal, ya que significaría un nuevo retroceso a los derechos reproductivos de las mujeres. Además, es complejo de entender que estos parlamentarios impugnen un reglamento dictado por su propio gobierno, por lo que estaremos atentas y nos comprometemos a defender, donde sea, los derechos que tanto ha costado conseguir.”

Share This