ATARDECERES MUSICALES

ATARDECERES MUSICALES

Este Jueves se inicia un nuevo Ciclo Cultural en San Antonio, llamado “Atardeceres Musicales”. Se trata de un trabajo en asociación entre Amares Sanguchería y Radio Galactika, con el fin de poder fortalecer y visibilizar la cultura y el potencial turístico de la Provincia de San Antonio, a partir del anfiteatro natural que constituye el Paseo Bellamar, y particularmente la nueva terraza de Amares Sanguchería. Ese es precisamente el enfoque que le ha querido dar su creador y dueño, Gabriel Cerda Troncoso.

WhatsApp Image 2020 01 13 at 17.54.38

La parrilla musical que ofrece “Atardeceres Musicales” busca mezclar grandes talentos consagrados y conjuntos de gran proyección musical de nuestra provincia. El ciclo de conciertos arranca con la presentación del trio de bronces “Harbor Brass”, el día jueves 16 de enero. El jueves 23 de enero será el turno de la cumbia porteña sanantonina, a cargo de la Banda “Julio Piña”. El jueves 30 será el día de la proyección de musical, con los chicos de la banda “Rompeolas”, para finalizar el día jueves 6 de febrero, con la presentación de “Baos Duo”, que cerrará el ciclo con todo el jazz porteño. Todas las jornadas comenzarán a las 20:00 HRS.

WhatsApp Image 2020 01 13 at 17.54.39 1

El ciclo “Atardeceres Musicales” innovará con la aplicación de lo último en tecnología. El director de Radio Galáctika, Alfredo González Cueto, nos comenta que “ Todos los conciertos serán transmitidos a través de la plataforma Facebook Live, la aplicación móvil de radio Galactika para celulares, Ipad y Smart Tv, y todos los registros estarán disponibles en nuestro Podcast en Spotify, y en la frecuencia Modulada en el 1071, Fm, desde el corazón del litoral de poetas”

WhatsApp Image 2020 01 13 at 17.54.39

Este jueves se presentará el trío de bronces “Harbor Brass”. Nacen en julio del año 2018, con el objeto principal de interpretar, a través de tres clásicos instrumentos de bronce, como la trompeta, el corno francés y la tuba, clásicos de todo tipo de música: docta, folklórica, popular, de todo el mundo y de toda época. A partir de adaptaciones hechas por sus propios integrantes, Harbor Brass acompaña al auditor en un recorrido por los hitos más importantes de la música.

Los integrantes de Harbor Brass son músicos con más de 10 años de experiencia. Han participado de las Orquestas Sinfónicas más importantes del país, y se han presentado en los escenarios más destacados del mismo. Así, aseguran al espectador un concierto de calidad indiscutida, de carácter familiar y profundamente didáctico.

WhatsApp Image 2020 01 13 at 17.54.40 1

La columna de la senadora Isabel Allende: Derecho humano al agua, eficiencia hídrica y la función social de la propiedad

Presidenta de la Comisión de Recursos Hídricos del Senado indicó que “los derechos son sólo derechos si son para todos. De otra forma, son privilegios”.

Lunes 13 de enero de 2020 a las 13:41 horas

Columna de opinión: Senadora Isabel Allende Bussi, presidenta de la Comisión de Recursos Hídricos del Senado.

Estamos experimentando la sequía más grave que ha tenido Chile en décadas y producto de esto, miles de personas, muchas de ellas pequeños agricultores, ya no pueden satisfacer sus necesidades más básicas o generar agricultura de subsistencia. Los habitantes de localidades rurales viven abastecidos con 50 litros por persona a través de camiones aljibes, lo que es claramente insuficiente. Atendimos en la Comisión de Recursos Hídricos del Senado a los alcaldes de Petorca y La Ligua, quienes denunciaron la situación de miles de personas que viven sin acceso al agua, mientras que viven rodeados de plantaciones con monocultivos de uso intensivo de aguas, lo que es indignante.

La discusión de fondo sobre el agua en Chile es en realidad sobre la función social de la misma, lo que se ve obstaculizado por la propiedad privada del agua. Esta semana también la derecha rechazó la posibilidad de discutir sobre el régimen de propiedad de las aguas en el país.

Hoy en Chile el agua es privada, a pesar de que la ley dice que es un bien nacional de uso público y que supuestamente le pertenece a la nación toda. En efecto, la Constitución en el inciso final del Art. 19 N° 24 consagra la propiedad privada sobre los derechos de aprovechamiento de las aguas, colocando un “candado” a la regulación que hay sobre ellas e impidiendo mayor tutela del Estado para entregarle agua a la gente, a través de prioridades de uso o restringiendo derechos de privados. Es por esto que en una nueva perspectiva constitucional se debería eliminar o modificar este inciso.

Lamentablemente, por los altos quórums que exige una reforma constitucional -actualmente de 2/3-, no pudimos continuar el debate de una reforma constitucional que tenía por objeto fortalecer la función social de la propiedad del agua por encima de la función privada de las mismas. Los parlamentarios de derecha señalaron que esta reforma sería expropiatoria.

Ante dicha afirmación, hay que poner las cosas en perspectiva: hasta 1980, en Chile el agua era efectivamente un bien nacional de uso público, como lo señalaba la ley, y por lo tanto el agua nos pertenecía a todos. Sin embargo, los chilenos fueron expropiados de su derecho del agua con la Constitución de 1980 y con la dictación del Código de Aguas en 1981, en plena dictadura y de forma autoritaria.

Se le despojó a Chile, sin reparación alguna de esas aguas, para entregarlas de forma gratuita, perpetua, y heredable, a quienes las pidieran. Una vez promulgado el Código de Aguas, la escasa información sobre los mecanismos para obtener los derechos de aprovechamiento de agua, permitió que en menos de una década los grandes grupos económicos, dueños del sector eléctrico, minero y agrícola exportador, concentraran la propiedad de los derechos de aprovechamiento del agua, en perjuicio del acceso a este bien para los habitantes rurales.

A mayor abundamiento, hoy en Chile ni siquiera existe el derecho humano al agua, a pesar de que hemos suscrito tratados internacionales donde se reconoce. Nuestra Constitución guarda silencio frente a este vital derecho.

Es por eso que ante un eventual horizonte constituyente es necesario en materia de aguas fortalecer la función social de la propiedad, por encima de la función privada.

Por ello, buscaremos presentar un nuevo proyecto de Reforma Constitucional, que se enfoque sólo en el derecho humano al agua, además del fortalecimiento de la función social y ambiental de la propiedad, cuestión ya reconocido por la constitución actual.

Asimismo, ante la campaña del gobierno que vuelve a poner el foco en los consumidores domiciliarios para que éstos ahorren agua, reiteraremos desde el Senado la responsabilidad que le compete a las empresas en hacer un uso racional del agua, y por ello hemos presentado esta semana un proyecto de ley sobre eficiencia hídrica, cuya discusión comenzaremos ahora. El proyecto coloca en el centro de la discusión los esfuerzos que los propietarios de derechos de agua deben hacer para conservar este recurso.

Los derechos son sólo derechos si son para todos. De otra forma, son privilegios. Hoy, el modelo chileno está en una evidente crisis social y ambiental justamente porque la desigualdad genera privilegios injustos e inaceptables hasta en el agua. Los líderes políticos deben estar a la altura de lo que sucede en el país y reconciliarse con la idea de que Estado debe proteger especialmente a los más débiles: A aquellos crianceros que deben elegir entre dejar morir a sus animales o dejarlos libres a su suerte; o a aquellas familias que deben migrar por falta de agua.

Llevamos más de ocho años esperando una Reforma al Código de Aguas que puede no surtir efecto por el “candado” constitucional que existe sobre las aguas y mientras tanto, el desierto avanza, la biodiversidad disminuye y los pobres se vuelven más pobres. Es por eso que debemos poner énfasis sobre la función social de la propiedad de las aguas, lo antes posible, para hacer frente a la sequía ante un nuevo horizonte constituyente.

Allende lamentó “cero autocrítica” de Díaz y remarcó: “No es momento para crear nuevas fuerzas”

La senadora cuestionó la renuncia al PS del ex vocero de Gobierno.

“Es el momento más inoportuno, pero él sabrá lo que hace y asumirá su responsabilidad”, añadió la senadora.

La senadora y vicepresidenta del Partido Socialista, Isabel Allende, criticó la decisión de renunciar a la colectividad adoptada por el diputado Marcelo Díaz, asegurando que “no es el momento para estar formando nuevas fuerzas”.

El ex vocero de Gobierno dimitió a su militancia de 30 años en el PS, acusando que la tienda “se transformó en un partido conservadorsin posiciones clarassin liderazgosin relevancia” y aseguró que “en los próximos días un grupo significativo de compañeros y compañeras va a dar el mismo paso que yo”.

Este lunes, la parlamentaria remarcó que “este no es el momento para estar formando nuevas fuerzas, sino para trabajar juntos por un desafío mayor que se llama ganar el plebiscito para poder tener en Chile una nueva Constitución nacida en una democracia”.

La senadora apuntó que “más allá de eso, no deja de sorprender no sólo la cero autocrítica de alguien que fue ministroembajador, sino que francamente es inentendible”.

Allende remarcó que “nosotros, después de las elecciones, esperamos cuatro meses y ellos decidieron no integrarse a la mesa, entonces, es difícil hablar de inclusión, así que cada uno sabrá qué camino o dónde se quedaYo creo que es el momento más inoportuno, pero él sabrá lo que hace y asumirá su responsabilidad”.

El presidente del PS, Álvaro Elizalde, sostuvo que no cree que “sea conducente establecer una polémica de esa naturaleza porque yo no comparto las apreciaciones que él ha señalado, pero como creo que hoy es tiempo de la unidad y en la lógica constructiva que siempre ha sido mi característica, prefiero no entrar en esa polémica”.

“Como Partido Socialista aprobamos de manera unánime un voto que establece la necesidad de la unidad amplia del conjunto de actores progresistas, sin exclusiones de ninguna naturaleza y por cierto incorporando a los actores emergentes de la política nacional y hemos actuado en consecuencia”, puntualizó.

Las críticas del ex ministro Díaz al Partido Socialista comenzaron el año pasado, luego que denunciara irregularidades en el proceso electoral interno de la colectividad y luego cuestionara los resultados en los que fue derrotada su lista que era encabezada por Maya Fernández, sobrina de Isabel Allende.

Luego de las declaraciones de Allende, Díaz aseguró que su renuncia también es una forma de autocrítica y justificó su decisión manifestando que “el Partido Socialista ya no es aquel al que ingresé hace más de 30 años. Ha dejado de promover con la fuerza las ideas que son la esencia del partido Socialista. Hemos tenido, a pesar de ser la primera fuerza de la oposición, un rol de poca relevancia y de poco liderazgo“.

El diputado Juan Luis Castro manifestó que “esta decisión tomada por Marcelo Díaz es una decisión que, evidentemente, a todos nos preocupa en cuanto al escenario que vive la izquierda chilena respecto a sus referentes, sus idearios, y la urgente necesidad de aglutinarse”.

Maya Fernández, en tanto, resaltó que el ex ministro “venía ya con críticas internas hace tiempo respecto a la conducción del partido, no sólo de ahora. Por tanto, uno no hace más que respetar la decisión del diputado Marcelo Díaz”.

“El objetivo mayor, en este momento, es cómo las fuerzas de izquierda nos ponemos de acuerdo con unidad para la campaña del Plebiscito, que creo que es lo que nos tiene que unir más que dividir”, remarcó.